Las cabras autóctonas vuelven al recinto del Museo Arqueológico de Puig des Molins

Antaño una finca agraria, un pequeño rebaño de cabras y ovejas se ocuparán de mantener la cubierta vegetal

01/03/2019

El último reducto del paisaje agrario en el centro de la ciudad de Eivissa, el recinto del Museo Arqueológico de Puig des Molins vuelve a ser ocupado por un pequeño rebaño de cabras y ovejas, que, como antaño, se ocupan de mantener la vegetación bajo control. La cabra y la oveja pitiusas, razas en peligro de extinción y auténtico patrimonio vivo, estarán presentes en un espacio declarado Patrimonio de la Humanidad. Un homenaje a su valor e importancia como fuente de carne, lana y su insustituible función como controladora de la vegetación. 

Noticia Diario de Ibiza