Consell Insular d'Eivissa Administraciones públicas EIVISSA Balears, Illes

Sabores de Ibiza

La ganadería de pequeñas dimensiones ha acompañado siempre al campesino: gallinas y huevos, corderos y cabritos y leche, cerdos y sobrasada,
la carne y sus productos eran los productos más preciados.

Sabor, tradición y calidad

Después de meses de cebado del cerdo, la llegada de los primeros fríos anuncian la matanza, la fiesta social y festiva más importante del calendario campesino, de donde sale la sobrasada tradicional. La Sobrasada SABORES DE IBIZA mantiene con fidelidad las características de la sobrasada tradicional.
El cerdo es criado y engordado en la isla, principalmente alimentado con cereales y algarrobas antes de la matanza.

 

El ingrediente principal es carne magra, junto con panceta y pimiento rojo, el cual, además de actuar como antioxidante, aporta el color y el sabor característicos a la sobrasada.
Elaboración: Los ingredientes una vez triturados y mezclados son embutidos en tripas de diferente calibre, para ser sometidos a un proceso de curado a temperatura inferior a 16ºC durante un mínimo de 20 días en el caso de sobrasadas más delgadas. El triturado grueso permite distinguir los pedazos de carne y grasa en el embutido.

"Muy temprano, aún la noche oscura, todo el mundo ya está levantado, grandes y pequeños. Que esto de las matanzas es fiesta grande. »
Joan Castelló Guasch. Greix vermell i altres escrits.

El aislamiento y la antigüedad del poblamiento agrario en la isla ha dado lugar a una gran diversidad de razas de animales domésticos adaptadas a nuestras condiciones mediterráneas cálidas y áridas. Ovejas y cabras eran la ganadería más importante y reconocidas desde antiguo por la lana y la producción de leche. El cerdo negro protagonista de la matanza, la fiesta social más importante, y la gallina y el conejo, animales de consumo más cotidiano y de fácil mantenimiento.

Poco a poco han sido desplazadas por razas mejoradas de crecimiento más rápido. Por este motivo todas ellas se encuentran actualmente en riesgo de extinción por contar con un número de efectivos demasiado bajo, son objetos de programas de recuperación. Únicamente el cerdo negro ha empezado a recuperar la población y a estar presente de nuevo en el mercado de la mano de restaurantes de prestigio.